El año más largo para zafrán

12/01/21

El 2020 fue el año más largo de la historia de zafrán. Hablamos de esa duración que no mide el monótono avance del reloj, la de nuestros movimientos y vivencias. Nos pasaron muchas cosas e hicimos que pasaran muchas otras. Nos movimos más que nunca.

Fue un año muy duro. No queremos poner el acento en las dificultades. Sabemos que para la mayoría las circunstancias fueron aún más adversas. Pero es importante aclarar que no nos salvamos de la pandemia simplemente por estar en el rubro adecuado. Si logramos no posponer nuestro crecimiento fue porque asumimos muchos riesgos,  fuimos flexibles, reforzamos el compromiso con nuestro propósito y no escatimamos ni sudor, ni lágrimas.

Gracias a toda la comunidad y al inmenso esfuerzo del equipo, logramos cerrar el 2020 con un balance positivo. Crecimos un 24% en kilos comercializados con respecto al año anterior, un 55% en facturación en pesos,  ampliamos casi al doble la capacidad del depósito,  lanzamos 3 nuevas líneas de productos, incorporamos 8 empleados más, obtuvimos la Certificación B y mejoramos muchos de los programas de sustentabilidad. Compartimos un punteo de tiempo con los hitos más importantes del año que se va. Creemos que es importante parar la pelota para proyectar la próxima jugada, y arrancar un 2021 más honesto que nunca.

 

  • Enero y febrero: nos dedicamos a full al desarrollo de zafranito. El desafío era doble porque eran nuestros primeros productos orgánicos y también la primera marca pensada para chicos y chicas. Nuestro plan era que el lanzamiento coincida con el comienzo de las clases. Queríamos que las meriendas o desayunos saludables dejen de ser una excepción y que los colegios sumen una materia para enseñar sobre alimentación.
  • Marzo: debimos adaptarnos a la situación de pandemia. Los colegios cerraron y todo lo que habíamos planeado para zafranito dejó de tener sentido. También cerraron las oficinas, que representaban un 30% de las ventas totales de zafrán. Después de años de esfuerzos habíamos logrado que las empresas más importantes del país eligieran nuestras colaciones saludables para sus trabajadores. De un día para otro todo el canal de ventas se derrumbó.  Como todo el mundo, debimos frenar la pelota y reorganizar nuestras rutinas. Nos tocó, por estar entre los esenciales, concentrarnos en garantizar el  abastecimiento de alimentos en el país y a reforzar el sistema inmunológico de sus habitantes. También debimos poner la energía comercial en los procesos de alta en supermercados.
  • Abril: reorganizamos de los procesos productivos, adoptando todos los protocolos necesarios para salvaguardar la salud y la higiene. En paralelo la Asociación Civil Granja Andar (donde hacemos nuestras granolas desde 2014) debió trabajar con un equipo alternativo, dado que los jóvenes con discapacidad debieron quedarse en casa por ser población de riesgo.
  • Mayo: logramos la Certificación B, que nos reconoció entre las mejores empresas para el mundo. Fue una gran alegría para todo el equipo. Presentamos la Evaluación de Impacto B, que medía nuestro desempeño en 5 dimensiones (Gobernanza, Trabajadores, Clientes, Comunidad y Medioambiente). Pasamos el análisis de elegibilidad inicial y preparamos la verificación. El proceso se coronó cuando sumamos formalmente nuestro propósito al estatuto de la empresa. Nacimos para  mejorar el mundo a través de la alimentación y la inclusión laboral, para potenciar la vida de las personas, eliminar las enfermedades no transmisibles y generar un impacto positivo en el ambiente. Así lo contábamos: https://www.zafran.com.ar/zafran/somos-empresa-b-mejorar-la-alimentacion-con-inclusion-y-cuidado-ambiental/
  • Junio: lanzamos la línea de ingredientes en envases compostables. Arrancamos con 7 variedades: almendras, castañas de cajú, coco en escamas, pasas de uva, semillas de chía, semillas de girasol y semillas de zapallo. Pensamos que las personas tenían más tiempo para cocina en casa y adoptar el hábito de compostar. Hicimos el proceso de alta en los supermercados DIA.
  • Julio: impulsamos “la semana de la no dulzura” con el fin de reducir el consumo excesivo de azúcar y mejorar la salud pública de la población. Esta campaña de concientización superó las expectativas logrando mucho apoyo y más de cien apariciones en medios de comunicación a lo largo y ancho del país.
  • Agosto, septiembre y octubre: redoblamos esfuerzos en los trabajos con los programas de sustentabilidad.GEA (Empresa B aliada) dedicada a mejorar el tratamiento de los residuos y el reciclado de plásticos y cartones. Difundimos los talleres de capacitación en clientes, proveedores, empleados y toda la comunidad. Taller de gestiones Solidarias (Empresa B aliada) brinda trabajo y una escuela de valores a personas en situación de vulnerabilidad. Empleamos trabajadores temporarios para tareas de depósito, envasado o armado de packs e incorporamos de manera permanente, dos trabajadores que pasaron por el programa. -Reducción de desperdicio de alimentos, generamos una red de entidades sin fines de lucro a las que dona ágilmente todos los alimentos con valor nutricional que pierden valor comercial por diversos motivos. Reinserción social e inclusión laboral: después de una experiencia de aprendizaje de la mano de Fundación Espartanos, trabajamos en un programa propio para dar una segunda oportunidad a jóvenes que pasaron por situación de encierro. Programa Plásticos Cero: nos autoimpusimos la meta de terminar con el uso del plástico antes de 2022. Se trabajó con Biopsa para quitar el plástico de sus envases de barras antes de 2021 y comenzó a desarrollar un plan de venta de galletitas a granel (sin packs).
  • Octubre: terminamos de rackear el depósito. Estos súper estantes llegaron como un “upgrade” en capacidad, en un mes que fue récord histórico en volumen comercializado.
  • Noviembre: lanzamos las primeras barras veganas en el mes del veganismo. Dimos un paso más en el compromiso con la reducción de la explotación animal con dos nuevas recetas, tan ricas y nutritivas como las anteriores pero sin miel.
  • Diciembre: se completó el desarrollo del segundo producto de zafranito, los cereales, con miras al lanzamiento en febrero de 2021. Terminamos con una merecida semana de vacaciones para todo el equipo para descansar durante las fiestas.

 

Averiguá más sobre sistema B en https://sistemab.org/

Nota relacionada

¡Somos Empresa B!

 

 

Recibí contenidos en tu e-mail

Suscribite a nuestro newsletter para recibir novedades, recetas, contenidos sobre alimentación y descuentos.

Deja una respuesta

Abrir chat