¿Qué es el “Día mundial sin compras”?

El “Día mundial sin compras” o “Buy nothing day” se celebró por primera vez en septiembre de 1992 en Vancouver (Canadá) fundado por el artista Ted Dave y promovido luego por la revista anticapitalista Adbusters . En 1997, se empezó a celebrar la tercera semana de noviembre, después de “Acción de Gracias” como una reacción contra el consumismo y el despilfarro del primer mundo en la época pre-navideña y el blackfriday. Los últimos años esta jornada de protesta ganó muchos adeptos entre los movimientos contra la crisis climática que promueven hábitos de consumo más responsables.  

¿Por qué zafrán se suma por primera vez?   

Porque sentimos que el consumismo irracional nos está llevando a un precipicio. En zafrán no somos anticapitalistas pero apoyamos la búsqueda de un capitalismo más consciente, que además del beneficio de los accionistas persiga fines de impacto social y ambiental. Pueden leer más de nuestra posición en: https://www.zafran.com.ar/formacion/es-hora-de-reinventar-el-capitalismo/

En resumen, no protestamos por el capitalismo en sí mismo sino por el consumismo sin sentido. También nos preocupa (y ocupa) la crisis climática. Hace pocas semanas la revista BioScience publicó junto con más de 11.000 signatarios científicos de 153 países gráficos que muestran que nos estamos acercando a un punto de no retorno.  

¿Estamos a tiempo de hacer algo?  

¡Sí!. Debemos cambiar nuestro estilo de vida. Los mismos científicos que publicaron el pronóstico apocalíptico señalan 6 áreas en las que debemos tomar medidas inmediatas. Primero, buscar energías alternativas a los combustibles fósiles. Segundo, reducir las emisiones de metano, hollín, hidrofluorocarbonos y otros contaminantes de corta duración. Tercero, restaurar y proteger ecosistemas como bosques, praderas, turberas, humedales y manglares, para absorber dióxido de carbono atmosférico. Cuarto, mejorar la alimentación. Los científicos sugieren comer más vegetales y menos productos animales (para reducir las emisiones de metano y aumentar la eficiencia de las tierras agrícolas) y reducir el desperdicio de alimentos (al menos un tercio de lo producido termina como basura). Quinto, reconvertir la economía, para abordar la dependencia humana de la biosfera y alejar los objetivos del crecimiento del producto interno bruto y la búsqueda de la riqueza. Sexto, controlar o estabilizar la población que aumenta en más de 200.000 personas por día garantizando la justicia social.

 ¿Por qué cerramos la tienda?

Es la manera que encontramos de alertar sobre el consumismo y la crisis climática. Es nuestra forma de llamar al cambio de hábitos y cuestionar el fin de lucro como único fin de las empresas al mismo tiempo. Creemos que mejorar la alimentación de las personas siempre está por encima de ganar plata.  Y aunque nos esforzamos para hacer buenos alimentos, responsable con el medio ambiente y la sociedad, siempre será mejor que vos cocines tus granolas y hagas tus propias galletitas. Por eso decidimos no sólo cerrar la tienda sino también publicar recetas. En este camino de crecer en consciencia aspiramos a que, en algún momento, no nos necesites.  

0

Tu carrito