Cada día existen más profesionales dedicados a que las personas coman mejor. Pero, a veces, los límites entre estas disciplinas de la alimentación se confunden. ¿Cuál es la diferencia entre un nutricionista, un ingeniero en alimentos, un tecnólogo de alimentos, un gestor de agroalimentos, un químico de alimentos o un bromatólogo? ¿En dónde está el foco de cada una de estas carreras? ¿Qué alternativas debe considerar alguien que está haciendo un test vocacional o eligiendo qué rumbo tomar? Los invitamos a sobrevolar un menú con cinco posibilidades.

LICENCIATURA EN NUTRICIÓN
El foco de un nutricionista es cómo afecta el alimento a las personas y su razón de ser es mejorar la salud mediante una buena alimentación.
Para esto estudia los procesos bioquímicos y fisiológicos del organismo al asimilar un alimento (su transformación en energía y otras sustancias) y los efectos de los nutrientes sobre la salud física y mental. Tienen varias áreas de acción (Nutrición, Salud Pública, Tecnología de Alimentos o Gerenciamiento Empresarial) y puede ejercer en diversos ámbitos (locales o consultorios habilitados, instituciones o establecimientos públicos y privados). El título habilita a indicar formas de preparación de regímenes alimentarios y a actuar como agentes autorizados de divulgación de conocimientos de alimentación. Por eso, deben también desarrollar habilidades comunicacionales. Actúan por prescripción y o diagnóstico médico en colectividades enfermas pero también en todas las etapas relacionadas con la alimentación de grupos sanos. Pueden dedicarse a la investigación científica de problemas alimentarios y también diseñar, aplicar y evaluar programas de prevención y educación alimentaria (a nivel individual, grupal e institucional, organizacional y comunitario).

LICENCIATURA EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA DE LOS ALIMENTOS
Los esfuerzos de esta carrera se centran en el alimento envasado que llega al consumidor.
Tiene una importante formación en física, química y biología. Este conocimiento científico se aplica en funciones de preservación de alimentos, microbiología, toxicología, gestión y control de la calidad en la industria alimentaria, comercialización, análisis sensorial y otras destinadas al desarrollo e innovación, como biotecnología de alimentos. Pueden trabajar en un amplio abanico de industrias o como asesores de organismos públicos, con mira a solucionar problemas nutricionales de la población. También tienen la posibilidad de abocarse a la investigación. A diferencia de la Ingeniería, la licenciatura está más enfocada en el desarrollo y análisis de los alimentos, que en los aspectos de los proyectos y plantas alimentarias.

INGENIERÍA EN ALIMENTOS
El foco está en el diseño de las plantas alimentarias. Son quienes más profundizan en conocimientos de proyectos y plantas. Brinda una formación rigurosa en ciencias básicas, operaciones unitarias, tecnologías (gestión, mantenimiento, desarrollo e innovación) y preservación de alimentos. Capacita para diseñar, planificar y dirigir instalaciones, equipos e instrumentos involucrados en la elaboración, optimización, fraccionamiento, envasado, conservación, almacenamiento y comercialización de alimentos. Contribuye al desarrollo científico-tecnológico y el saneamiento ambiental mediante la investigación y el liderazgo en el diseño e implementación de programas de aseguramiento de calidad. Promueve el pensamiento creativo orientado a la mejora de conceptos, materiales, procesos, productos, máquinas, obras y sistemas complejos.

LICENCIATURA EN GESTIÓN DE AGROALIMENTOS
Se especializan en toda la cadena del agroalimento, como indica el mismo nombre (no es casual que en la UBA es dictada entre las Facultades de Agronomía y de Ciencias Veterinarias). Forma profesionales con aptitudes para desarrollar la gestión integral de los diversos sistemas de producción, industrialización y comercialización alimentaria. Brinda conocimientos sólidos de los procesos de gerenciamiento de los aspectos económicos y las políticas propias del sector. Alienta las actividades que agregan valor en la economía, mejoran la capacidad de elaborar productos con mínimo procesamiento y preservación para los mercados regionales, nacionales e internacionales.

QUÍMICOS DE ALIMENTOS / LICENCIATURA EN BROMATOLOGÍA
Se enfocan en el control de las interacciones químicas entre componentes biológicos (y no biológicos) en la industria de alimentos con miras a la calidad y seguridad alimentaria. El ámbito de trabajo de ambos perfiles son los laboratorios de análisis de alimentos. Se basan fundamentalmente en la química analítica pero también contempla cuestiones asociadas de salubridad, organolepsia (temperatura, color, olor, textura y sabor) y nutrición. Existen licenciaturas de tres años pero en muchos casos son químicos que luego se especializan en análisis de alimentos o bromatología.

0

Tu carrito