Interser

11/10/22

«Interser» aún no es una palabra de nuestro diccionario. Es un concepto del  monje vietnamita Thich Naht Hahn que nos llama a comprender que SOMOS porque muchos otros seres SON. Respiramos porque las plantas respiran, porque la lluvia y el sol las nutre, porque las abejas las polinizan, porque existe la luna. Y así…

En zafrán sospechamos que la crisis total de la humanidad es antes que nada una crisis de consciencia. Y creemos que la idea de interser puede desarmar uno de los mitos más dañinos de nuestra cultura: que «somos sujetos independientes compitiendo por el lucro». Esta ficción habilita, por ejemplo, que las grandes empresas alimenticias hagan negocio vendiendo comestibles con exceso de ingredientes nocivos que enferman a la población en packs de plástico que contaminan los mares, o que se talen bosques enteros para ganar más tierras productivas, entre otros desastres no naturales. Porque hacemos negocios mirando sólo las cuentas bancarias de sus  accionistas.

Este relato, triste y egoísta, nos cuenta aislados, recortados o abstractos y termina dañando la vida en la Tierra. Por eso proponemos despertar del sueño individualista, porque se está volviendo una pesadilla insostenible. Proponemos ganar un visión integral, holística, sistémica, interdependiente y orgánica. Proponemos una vida más comprometida con nuestra impacto, conectada con el suelo y las demás personas, agradecida por cada aliento. Con ese fin, hoy compartimos el siguiente fragmento como introducción al «interser» o como amable despertador de la consciencia.

“Si eres poeta, verás claramente que flota una nube en esta hoja de papel. Sin nube, no habrá lluvia; sin lluvia, los árboles no crecen; y sin árboles, no podremos hacer papel. Para la existencia del papel es esencial la nube. Si no está la nube, tampoco puede estar el papel. Así, podemos decir que la nube y el papel inter-son. La palabra “interser” aun no esta en el diccionario, pero si combinamos el prefijo inter con el verbo ser, tenemos un nuevo verbo, interser. Sin una nube, no podemos tener papel, de modo que es posible decir que la nube y la hoja de papel inter-son.

Si miramos más profundamente esta hoja de papel, veremos en ella la luz del sol. Sin la luz del sol, el bosque no puede crecer. De hecho, nada puede crecer. Aún nosotros no podemos crecer sin la luz del sol. Así pues, sabemos que el sol también está en esta hoja de papel. El papel y el sol inter-son. Y si seguimos mirando, podemos ver al leñador que cortó el árbol y lo trajo al molino para transformarlo en papel. Y podemos ver el trigo. Sabemos que el leñador no puede vivir sin el pan cotidiano, así que el trigo que se convirtió en su pan también está en esta hoja de papel. Y el padre y la madre del leñador también están. Cuando lo vemos así, vemos que sin todas estas cosas, esta hoja de papel no puede existir.

Mirando aún con mayor profundidad, vemos que nosotros también estamos en ella. Esto no es difícil de ver, porque cuando miramos una hoja de papel, forma parte de nuestra percepción. Tu mente está aquí y la mía también. Así que podemos decir que todo está aquí en esta hoja de papel – el tiempo, el espacio, la tierra, la lluvia, los minerales de la tierra, el sol, la nube, el río, el calor. Todo coexiste con esta hoja de papel. Es por ello que creo que la palabra interser debería estar en el diccionario. “Ser” es interser. No puedes ser por ti mismo; tienes que interser con todas las demás cosas. Esta hoja de papel es, porque todo lo demás es.

Supongamos que tratamos de regresar uno de los elementos a su origen. Supongamos que regresamos la luz al sol. ¿Crees que esta hoja de papel sería posible? No, sin la luz de sol nada puede ser. Y si regresamos al leñador a su madre, tampoco tenemos papel. El hecho es que esta hoja esta hecha sólo de elementos que no son papel. Y si regresamos estos elementos a sus orígenes, no puede haber papel del todo. Sin los elementos que no son papel, como la mente, el leñador, la luz del sol, no habrá papel. Así de delgada como es, esta hoja de papel contiene todo el universo”.

Thich Nhat Hanh; Ser paz y el corazón de la comprensión

Recibí contenidos en tu e-mail

Suscribite a nuestro newsletter para recibir novedades, recetas, contenidos sobre alimentación y descuentos.

Deja una respuesta

Notas Relacionadas