La Quinoa es uno de los tesoros más valiosos heredado de las culturas precolombinas, considerado uno de los mejores alimentos de origen vegetal. Este supercereal formaba parte de la alimentación diaria de las culturas de los incas, aztecas y mayas con anterioridad a la colonización española.

Su alto valor nutritivo aporta más y mejores proteínas respecto del resto de los cereales (arroz, trigo, maíz); es rica en vitaminas y minerales (hierro, calcio, vitaminas E, B). De fácil digestión.

Podemos incorporarlos a nuestra alimentación como guarnición (en reemplazo de arroz), en ensaladas, rellenos de verduras, etc. Y cocinarlo es muy fácil:

Primero lavar la quinoa con abundante agua. Luego tomar 2 medidas de agua por una de quínoa y comenzar calentando el agua. Cuando el agua rompa el hervor, agregar la quinoa a fuego mínimo, tapar la olla y cocinar durante 15 – 20 minutos. Retirar sin colar para conservar todas sus propiedades. El grano tiene que quedar transparente.

 

 

Lucía Giudici
U.B.A. – MN 4527
www.luciagiudici.com.ar
contacto@luciagiudici.com.ar