La alimentación sana y variada en el diabético es un pilar fundamental para un mejor control metabólico de la enfermedad.

 

¿Qué alimentos hay que tener en cuenta?

 

Endulzantes o edulcorantes en lugar de azúcar o miel.

Verduras preferentemente crudas.

Frutas preferentemente crudas, si es posible con cáscara y enteras en lugar de jugos.

Cereales integrales (harina integral, arroz integral, basmati o parboil, trigo sarraceno, trigo burgol, salvado de trigo, fideos integrales).

Panes o galletitas integrales o de salvado.

Legumbres (lentejas, porotos, garbanzos).

Gérmen de trigo y salvado de avena.

Frutas secas (nueces, almendras, avellanas) y semillas (sésamo, lino, girasol).

Carnes magras, aumentando el consumo de pescado y pollo.

Aceite en crudo, con moderación, para condimentar.

 

 

Formas de cocción ideal:

Arroz o fideos: al dente. De esta forma se logra disminuir la rápida absorción del almidón contribuyendo a un mejor control glucémico.

Papa y calabaza: al horno en lugar de puré.

 

IMPORTANCIA DE LA FIBRA

La incorporación de fibras en la alimentación diaria hace más lenta la absorción de los azúcares y de los hidratos de carbono en general. Esto lleva a que elevación de la glucemia luego de una comida sea menos acentuada (picos más bajos).

De este modo, el consumo de fibra en cantidades suficientes es una de las recomendaciones principales de la dieta del diabético.

Entre los alimentos que son fuente de fibra se encuentran las verduras y las frutas.

 

 

Incluí en el almuerzo y cena, siempre algo de VERDURAS.

¿Cuáles?

Estas verduras se pueden consumir en forma LIBRE

acelga, achicoria, aji, ajo, alcaucil, apio, berenjena, berro, brócoli, brotes de soja, calabaza, cebolla, chauchas, coliflor, endibia, escarola, espárragos, espinaca, hinojo, lechuga, pepino, perejil, puerro, rabanito, rábano, radicheta, remolacha, repollo, rúcula, tomate, zanahoria, zapallito, zapallo.

 

¡Papa, batata, choclo y mandioca! Con menos frecuencia.

 

¿Cómo combinar las verduras? Algunos ejemplos.

Guisos: con mucha verdura LIBRE + 1 porción pequeña de arroz o lentejas o fideos.

Ensaladas: verdura LIBRE + 1 porción de choclo.

Sopa de verdura: con germen de trigo o salvado de avena.

 

¿Y si las verduras o frutas son orgánicas?

Este tipo de verduras y frutas son cultivadas sin pesticidas y regadas con agua natural no tratada, es decir, no dañan de ninguna forma la tierra. No reciben fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos en toda su producción, así como tampoco en los suelos donde son cultivados. Asimismo, no contienen saborizantes, ni ningún tipo de sustancia que altere el sabor ni los nutrientes originales.

 

Aportan más vitaminas y minerales y altos niveles de antioxidantes, los cuales son beneficiosos para el cuidado general de la salud.

 

¡Leer las etiquetas!

Si bien los alimentos orgánicos son más sanos y naturales, muchos de ellos pueden contener azúcares o miel, lo cual no es aconsejado para el paciente diabético.

Ejemplo: jugos de frutas con azúcar, pero sin conservantes o mermelada casera de frutos orgánicos, con el agregado de azúcar.
Costo beneficio

Son alimentos más caros por todo su proceso, labor más intensiva y diferencia del producto convencional con sus beneficios para la salud. A pesar que los alimentos orgánicos son una industria en crecimiento, no tiene la economía o los subsidios para que estén al alcance de los agricultores convencionales.
Tipos de alimentos orgánicos
En la actualidad se producen todo tipo de alimentos bajo protocolos orgánicos: carnes, huevos puestos por gallinas criadas al aire libre, miel, azúcar de caña, yerba secada al sol sin apurar su proceso, te, frutas, hortalizas (tomate con gusto a tomate), jugos de frutas libres de conservantes, etc.
Todos los productos orgánicos que se venden deben estar certificados. La OIA (Organización Internacional Agropecuaria) y Argencert son dos de las entidades autorizadas para dar el visto bueno a productos orgánicos.

 

Donde

Se pueden comprar productos orgánicos en almacenes orgánicos, dietéticas, granjas y huertas orgánicas y tiendas naturistas.

 

Para tener en cuenta:
No hay un plan único de comidas. El plan está relacionado al tipo de diabetes, edad, peso, sexo, tipo de medicación y actividad física de cada persona.

Y este plan debe estar indicado por el Médico y Nutricionista quien les enseñará la cantidad de hidratos de carbono que se deben incluir en las distintas comidas según su tratamiento.

 

 

 

Lucía Giudici
U.B.A. – MN 4527
www.luciagiudici.com.ar
contacto@luciagiudici.com.ar